martes, 8 de septiembre de 2015

El paso de Pie Quebrado -Las Crónicas de Robregordo-

-Angel Sampedro-

CRÓNICAS DE ROBREGORDO. AÑO IMPERIAL 2513.
Harboth contempla con una sonrisa de satisfacción la pequeña guarnición que protege la entrada al valle de La Acebeda.
Sus planes está saliendo a la perfección, y esos pocos y débiles humanos que se interponen entre él y su objetivo no son obstáculo para su ejército, que aguarda su señal de ataque.
Grom ya debe haber atacado la fonda del halfling. Le da igual el resultado, si ha conseguido destruirla, mejor. Si no lo ha conseguido, simplemente era una distracción para atraer tropas de Acebeda y dejarla más desprotegida para su saqueo. Además, si Grom ha muerto, mejor que mejor, ese estúpido y canijo ya le había cansado con sus constantes traiciones y rencillas.
Además el pueblo de Avellaneda ya ha sido arrasado. Contratar a Eeza Ugezod y a sus Mother Crushers ha sido caro pero rentable. La crueldad del orco negro y sus secuaces es bien conocida, los años de torturas, empalamientos y violaciones a los pobladores de las aldeas que ha atacado le han creado un halo de crueldad extrema, que es lo que Harboth necesitaba para distraer aún más la atención de las autoridades del valle.
Las ordenes que le dio fueron claras, arrasa Avellaneda y acto seguido destruye Casagrande. Y el orco negro ha cumplido la primera parte de misión con una crueldad y eficiencia admirables. Seguramente la gente de Acebeda ya deben saber que Uzegod se dirige a Casagrande, y habrán mandado refuerzos dejando la guarnición de Acebeda algo debilitada.

–-----------------------------------------------------------------------------------------------

Grom está algo intranquilo. No ha conseguido destruir la posada del halfling. Esa maldita elfa. No sabe que hacer, si huir e intentar escapar de la ira de Harboth cuando se entere que ha fracasado, o dirigirse junto los restos de su tropa hacía Casagrande para apoyar el ataque del orco negro, tal y como se le ordenó.
No le gusta el orco negro, es cruel y malvado, y siempre le mira como si contemplara un a pieza de asado.
Grom duda, pero finalmente decide obedecer órdenes. Tal vez así pueda resarcirse de su fracaso, y además siempre puede escapar luego, o echar la culpa de su fracaso a otro...
Harbot es un heroe de nivel 20.
Su lugarteniente Yaskin Forest tiene nivel 5.
Su ejército se compone de:
20 gobbos con jabalinas, lanzas, armadura ligera y escudo.
2 unidades de 8 stickas con arco corto y armadura ligera
14 arrer boyz con escudo, arco y armadura ligera
20 boyz con armadura ligera y escudo
12 arrer boyz con escudo, arco y armadura ligera comandados por harbotz.
Los defensores son pocos.
2 unidades de 5 ballesteros.
1 unidad de 6 arqueros
1 unidad de 16 alabarderos
1 capitán d nivel 10
Todos llevan armadura ligera.

 Los muchachos de harboth se despliegan dispuestos a tomar el paso


Harboth da la orden de ataque


 En el primer turno las tiradas de animosidad no causan efecto, y el ejército verde se acerca a su objetivo.


El capitán pide a sus hombres que aguantes firmes. aunque se sabe superado en número. Ordena a un soldado que trepe a la atalaya para avisar del ataque al valle.


En el otro lado del paso, esta la atalaya que contiene la pira de leña, que uan vez prendida dará la voz de alrma al valle


 Una vista del campo de batalla. harboth sabe que su ataque debe ser rápido, antes de que avisen al valle de su presencia. (Debe acabar con los defensores en 8 turnos.)


 En el primer turno, las horad verdes se acercan al enemigo, pero una certera llevia de flechas merma una unidad de arqueros goblins, que acaba huyendo del campo de batalla. Y causa bajas entre los lanceros goblins y los guerreros orcos


Los goblins cargan a los ballesteros que les reciben con una andanada sin consecuencias. Los orcos cargan a su vez contra los albarderos y su capitán. harboth ordena a sus muchachos dirigirse al hueco dejado por los goblins cobardes.





Haciendo valer la fuerza de su número los gobbos hacen retoceder a los ballsteros que aguantan firmes un turno más. Y el valiente capitán aguanta la embestida orca



 Pero en el cuarto turno, los ballesteros no soportan la presión, y acaban huyendo. Son seguido ferozmente por los pequeños verdosos. esta huida hace tambien huir a los alabarderos, sin embargo los ballesteros y arqueros parepetados aguantan firmes y siguen disparando



 En el quinto turno orco todo está perdido para los humanos. Los gobbos siguen persiguiendo a sus enemigos, los guerreros orcos cargan contra los huidos, y el resto del ejército dispara a los humanos que resisten un turno más.



 Las tropas huyen persuguidas por la marea verde, que les arrolla y aniquila al otro lado del paso.



 Solamente los arqueros aguantan, pero el resto del ejército de Harboth se les acerca poara dispararsus flechas a placer.



 Y finalmente los aniquilan.



 Harboth disfruta con la masacre. saqueraá a placer el valle de Acebeda. sus palnes se cumpliran y el disfrutará con la batalla y las riquezas que piensa obtener.


 No hay esperanza para Acebeda. El llegará desde la entrada del valle y el resto de su ejército ya está infiltrado, en Casagrande.




El plano de la batalla y las condiciones del escenario. está hecho para que sea difícil defenderlo, las posibilidaes de perder de los orcos son mínimas. ¿Pero quien dijo que Oldhammer es justo?

 

2 comentarios:

  1. Alertad a la milicia!!!! Llegan los pieles verdes.
    Estos pobres, han echado de menos al padre Jaques para que los inspirara en al defensa del paso.

    ResponderEliminar
  2. Quizás el defensor debió esconder sus tropa de alabarderos dentro de alguno de los edificios. Ello habría supuesto una complicación adicional al combate cuerpo a cuerpo.

    ResponderEliminar