sábado, 30 de abril de 2016

Ejercito Silvano de Ángel Sampedro

Os dejo con este magnifico ejercito de Elfos Silvanos que ha pintado nuestro mítico Ángel Sampedro.
El ejercito es formado con la magnifica gama de miniaturas de Fantasy Warriors de la marca Grenadier.
Como es habitual en Ángel, lo primero su transfondo.

SOBRE LOS ELFOS DEL VALLE DE ACEBEDA 

En el extremo este del Valle de Acebeda se encuentra el Bosque Sombrío. Este bosque no es realmente extenso comparado con otro bosques que se encuentran en el Viejo Mundo, pero guarda muchos secretos y extraños rincones que sólo pueden ser encontrados si éstos desean ser hallados o por alguna remota casualidad.
En el corazón de este bosque se encuentra uno de estos rincones, lugar donde habita una estirpe de elfos, algo alejados por sus costumbres y formas de sus parientes de Lorien, aunque guarden rasgos comunes, y más aún de sus primos altos elfos.




 Pocos en el valle conocen de la existencia de este asentamiento élfico, y menos aún han podido ver a alguno de sus moradores. Aunque la elfa Nimrael que pertenece a esta estirpe sea conocida en toda Acebeda, los habitantes del valle desconocen su origen y presuponen que es una viajera errante procedente de Lorien o algún otro asentamiento más conocido.




 Lindornea es el nombre que los elfos dan a su hogar, debido a la cantidad de robles que lo componen. Pero ningún viajero podrá entrar en Lindornea si no conoce los rituales y palabras mágicas, realizados y pronunciadas en el lugar adecuado que abren el portal al asentamiento élfico, ya que Lindornea no se halla en el mismo plano dimensional que el bosque común. Un caminante podrá atravesar el lugar exacto que ocupa Lindornea sin ver ni percatarse que está rodeado de elfos que le observan y vigilan, pues en el mismo espacio y tiempo existen dos bosques, uno más antiguo de una enorme extensión, más salvaje, primitivo y puro, donde habitan estos elfos, y otro más reciente, nuevo y pequeño que ocupa el plano de los hombres. Aunque a veces el caprichoso destino hace que al atardecer o al amanecer cuando los últimos rayos de sol del día o los primeros de la mañana iluminan las piedras sagradas, el portal mágico se abra por azar y de esta forma alguna vez algún viajero despistado, o grupos de bandidos e incluso bandas de orcos hayan penetrado en Lindornea, pues pocos conocen como atravesar voluntariamente el portal mágico. Y lo que es peor, algunas de las criaturas o habitantes de Lindornea pueden pasar al otro lado del portal de forma involuntaria, y no todos sus moradores son seres buenos como estos elfos, pues entre los viejos árboles viven criaturas y entes muy antiguos de gran maldad. Y como este bosque es caprichoso, incluso puede abrir su portal a seres de otros mundos y tiempos.
Los elfos de Lindornea son altos y gráciles, con rostros hermosos y cabellos rubios o plateados, raros son los de cabello oscuro, tienen como sus congéneres las orejas puntiagudas.




 Les gusta vestir con colores brillantes que ocupan sobre todo una extensa gama de tonos verdes, los rojos son raros pero no extraños, pero el color común que les puede identificar es el azul turquesa, tal vez un antiguo recuerdo del mar, sobre el que cantan canciones y componen poemas con cierta nostalgia. Se adornan con torques, brazaletes y broches de oro y plata, y no es extraño que cuelguen pendientes de oro de sus puntiagudas orejas.




En la batalla son luchadores bravos y terribles, y unos excelentes arqueros. Sus largos arcos hechos con ramas de sus árboles sagrados tienen una fuerza y potencia que ningún arco humano podrá tener nunca.
Aunque ellos prefieran el canto, el baile, la poesía y las fiestas a la batalla. Son muy dados a gastar bromas a los viajeros que pasen la noche en el bosque, que a menudo al despertar se encuentran subidos a la copa de un árbol, o sin ropas, o con sus prendas intercambiadas.
Una de sus deidades principales es Liadrel, dios del vino, la poesía y las celebraciones. Pero a diferencia de sus parientes silvanos, los elfos de Lindornea son seguidores de La Vieja Fe, no como los humanos que adoran a La Madre encarnada en Rhya, una de las facetas de La Diosa, si no que la adoran de forma completa, en sus tres facetas. Durante los cuatro solsticios celebran fiestas en su honor, rindiendo honores a La Reina De Mayo.




 En el corazón de Lindornea se halla un lugar sagrado para los elfos, es donde reposan los restos de sus ancestros. Este lugar se llama Lyntyulussea, y es un bosque de álamos. Según las creencias de los elfos, cada álamo contiene el espíritu de unos de sus parientes que ha abandonado la vida en el plano material, por este motivo cada vez que un elfo fallece, es enterrado en este bosque, y en su tumba es depositada la semilla de uno de estos álamos, para que el espíritu del fallecido haga crecer un nuevo árbol que le sirva de morada. Es un bosque dentro del bosque, pero un bosque especial, pues sus ancestros siguen vivos en él.
Es de las ramas de estos sagrados álamos de las que los elfos obtienen la madera para fabricar sus arcos y flechas. Es una madera especial, de color blanquecino como el marfil o el hueso, muy flexible y resistente. Alcanzando sus arcos una potencia que ningún arco de los hombres puede igualar aunque esté fabricado con la madera del mejor de los tejos. Los elfos no cortan las ramas que necesitan, los mismos álamos dejan caer las ramas que ya están preparadas para su uso. De esta forma cuando van a la batalla, sus antepasados siguen luchando junto a los vivos para proteger Lindornea de cualquier amenaza externa o interna.






El ejército se compone de 1 unidad de 15 lanceros con un héroe nivel 5 y otro nivel 15.
dos unidades de 15 arqueros cada una con un héroe de nivel 5 y otro de nivel 15
Una unidad de 6 de caballería con arcos con un héroe de nivel 20 ,una unidad de 4 águilas con dos jinetes, un hombre árbol , cuatro magos ,dos centauros y un unicornio. En total unos 2600 puntos.
Están pintados con varios tipos de verdes y marrones y el color turquesa es el color común.




3 comentarios:

  1. Inpresionante Angel. Una auténtica pasada, tanto el ejército como su trasfondo. No podíamos esperar menos de ti tras la campaña de Robregordo que es de lo mejor que hemos jugado en años.

    ResponderEliminar
  2. Que maravilla...envidia de la buena Ángel...pero envidia... :D

    ResponderEliminar