lunes, 6 de marzo de 2017

El último ocaso - Informe de batalla por Inti y Alberto

El último ocaso
Introducción creada por Inti

Bando humano: 
"Toranelli el mercader dirige una caravana de Bogenhafen con destino a la villa de Nuln, forzando la marcha para entregar las preciadas barricas de su afamado vino a tiempo de las celebraciones locales. Como escolta le acompañan varios miembros de la compañía mercenaria de los Grifos Rojos, dirigidas por su campeón Don Marcus Holtz.
Toranelli tiene la esperanza de llegar al molino de Hagel antes del mediodía para disfrutar del famoso guiso de costillas del molinero. En el viaje se encuentran varios viajeros y civiles para gozar de la protección de los Grifos Rojos y el renombrado bardo Bernardo."

Bando orco:
"La luna de sangre esta cerca y los rituales y celebraciones ya están siendo preparados por los chamanes de la tribu. Pero hay un pequeño problema, anoche un goblin esclavo escapo de su jaula y en vez de escapar se dedico a vaciar las reservas de grog en un delirio de alcoholismo. Ahora las celebraciones no se podrán realizar a menos que se reponga el alcohol. Molgok, el jorobado, dueño del difunto goblin ha sido enviado a las tierras de los humanos , lejos del bosque a buscar una solución. Por anteriores saqueos saben que el camino que pasa por el molino es frecuentado por mercaderes de vino, así que lo han tomado al asalto para emboscar a la siguiente caravana que pase y de camino conseguir algún que otro sacrificio para los dioses.
Molgok esta acompañado por su mano derecha Slug, el señor de las bestias y Usha piel de bestia, entre sus seguidores y lobos salvajes como fieras." 

La comitiva cruza los verdes campos de camino a Nuln al sonido de las canciones que el bardo canta. No saben todavía lo que les espera...




Despliegue de batalla
Arriba el carruaje que porta el vino, civiles, el bardo y el halfling junto a los mercenarios protectores. En frente de ellos a lo lejos, una pequeña hueste de pieles verdes surge de entre las lejanías del bosque. Detrás de la casa, se escucha aullidos de bestias a lo lejos.




Bando humano de postureo antes de rodar cabezas.



A la derecha el gran Molgok con sus seguidores. Detrás del árbol, esta el señor de las bestias  Ushug y Usha piel de bestia, el chaman junto a otra pequeña hueste de pieles verdes.



Desarrollo del combate

Turno uno

Parece que los mercenarios del Grifo Rojo van a tener que ganarse las coronas de oro, se avistan pieles verdes a lo lejos, y mientras resuena el oír de sus tambores y se escucha a las abominables bestias rugir clamando sangre, los valerosos humanos deben cruzar el pasaje si desean llegar a tiempo a Nuln.
La compañía humana avanza sin miedo, optando por dividirse en dos grupos, el carruaje y parte de los civiles y mercenarios seguirán de frente, mientras que el cobarde Toranelli y el capitán de los mercenarios junto al bardo y el halfling, optan por cruzar la granja, con el fin desviar la atención para atacar por el flanco a los pieles verdes.
Entre tanto, los pieles verdes avanzan sin temor frente al grupo de la caravana, necesitan las mercancías para su Luna de Sangre, y derramaran la sangre que haga falta. Entre el avance de sus unidades, alguien se quedá atrás, Usha Piel de Bestia, quién hará uso de sus artes místicas para infundir el terror en sus adversarios.
Por el flanco detrás de la casa azul, tres bestias salvajes y fieras, avanzan a por la comitiva de Toranelli, quien se adentró en los cultivos para desviar la atención. Con gran agilidad, estas fieras se desplazan el doble, por lo que era cuestión de tiempo de que en el próximo turno llegasen a sus objetivos.

Toranelli: ¡Bernardo! ¡Amansa esas fieras, que sea útil ese dichoso instrumento con el que nos estás molestando todo el viaje!



Turno dos


El Bardo Bernardo, tan audaz con sus cantos, decidió utilizar su Canción de Cuna, para evitar que una unidad enemiga pueda atacar en el siguiente turno. Con suerte, logró sacar el difícil 6 y conseguir que los Lobos en el siguiente turno, aunque se acerquen, solo puedan olfatear los pies de los humanos. En el carruaje, un civil tiene un arco, intentando acertar sin éxito a Usha quien se estaba escondiendo estratégicamente entre los árboles. Los humanos temen su inevitable destino, demasiadas bestias rodeándoles.
Las huestes de pieles verdes, siguen avanzando sin temor, saben que son mayoría y rodaran cabezas, esos civiles con cubos de agua poco pueden hacerles, salvo alguna ducha inesperada.

Una pequeña hueste de orcos avanzó hacia el carruaje, mientras otra, opta por acompañar a las bestias para acabar con los mercenarios del Grifo Rojo.





Turno tres

La batalla se fragua, las unidades toman contacto cuerpo a cuerpo, comienza a sembrarse el caos. Pero no todo está perdido, mientras el combate en la zona del carruaje se inicia y caen varios humanos y un solo orco. La batalla desmoraliza a la compañía, y para más inri, Usha hace uso de sus artes místicas, provocando el terror en los humanos, que huyen ante el deshonroso combate contra los pieles verdes.



La manada de lobos deseosa de comer carne humana, se ve sorprendida ante la presencia de nuevas fuerzas humanas. ¡Nuestra salvación compañeros! Gritaba el capitán Marcus Holtz, hoy es nuestro día de suerte. Dos jinetes humanos de la compañía, que estaban de centinelas, ante el ruido y clamor de la batalla, asisten para mantener el rumbo a Nuln. Cargando rápidamente contra la retaguardia de los lobos, los atrincheran sin darles tregua.




El cobarde de Toranelli respira profundamente, parece que hoy no será el día en que muera, el cagón ya estaba huyendo de su combate con los lobos.

Turno cuatro

Si bien en el área de los lobos está ganando claramente los humanos, la zona de la caravana se da por pérdida. Los orcos han avanzado, y han tomado el control del carruaje, los guardianes que había huyeron despavoridos, y la zona se encuentra desierta. A lo lejos, la zona de los mercenarios que rodean al pagador, Toranelli, intenta apresurarse hacia el carruaje, en aras a evitar el robo de la mercancía.
Sin que puedan hacer absolutamente nada dada la distancia, los orcos han acabado arrasando esa parte del campo de batalla. Y avanzan frente a la caballería y el capitán, sin miedo a nada, arrasarán TODO.

Usha ríe ante el resultado de su asalto a los humanos, el carruaje lo llevan a lo lejos del molino, saben que han ganado la batalla.



Turno cinco

El Bardo Bernardo intenta alcanzar la caravana sin éxito alguno. Esquiva los orcos, pero sabe que no llegará y no tiene nada que hacer. Ahora solo le quedarán dos opciones, ocultarse en el molino, o adentrarse en los bosques de donde los orcos provenían… Por más canciones que ha usado, ni una ha surtido efectos, los orcos no tienen buen oído para sus mariconadas de sonatas.




El desenlace final se acerca, el General Orco y sus secuaces, plantan cara al Capitán y la caballería, esos pieles verdes no tienen miedo a nada. Si bien los humanos acaban exterminando a los Orcos, que ya venían debilitados del asedio a la caravana, todo está perdido.



Desenlace

Los humanos han derrotado a Molgok, pero sus seguidores no se rinden, están rodeados de pieles verdes, y Usha sigue infundiendo el terror en ellos. La caravana queda en manos de las bestias, desapareciendo entre los bosques…



Pero… ¿y dónde está Toranelli? ¡Maldito cobarde! Ha escapado en pleno fragor de la batalla.

Toranelli: Tengo que llegar a Nuln como sea… aun sin mi vino… estos salvajes lo pagarán caro… muy caro. No hay guerrero que no luche por mi causa siempre que le pague bien.



4 comentarios:

  1. Un gran informe de batalla! Minis preciosas, escenografía de lujo y una buena historia. ¿Qué mas se puede pedir?

    ResponderEliminar
  2. Muy guapo señores!!
    Minis e historia de 10.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. PArtidaza!! minis cojonudas por cierto, y muy buena trama :)

    ResponderEliminar